Transición en 1000 palabras

¿Qué significa la transición para la sociedad?

Definición:

Sustantivo

Movimiento, pasaje, o cambiar de una posición, estado, estadio, tema, concepto, etc., a otro;

 

Durante toda nuestra existencia estamos en medio de una transición. Lo hacemos para alcanzar la siguiente etapa de nuestra evolución.

La transición ocurre a muchos niveles

  • Celular
  • Energética
  • Emocional
  • Física
  • Social
  • Mental
  • Colectivo
  • Multidimensional
  • Espiritual
  • A través de la relatividad del tiempo

 

Primero, llegamos como pura energía desde otros estados de conciencia, combinando los flujos de energía de 2 seres humanos entramos en el mundo físico. Entramos en este mundo como niños inocentes que traen inmensas cantidades de energía pura. Los primeros años de vida son intensos y hermosos.

Estas son algunas de las primeras transiciones que experimentamos:

  • Nuestro primer idioma > nos conecta con la gente que nos rodea
  • Nuestros primeros pasos > nos llevan a nuevos lugares
  • Nuestra hambre > nutre nuestro crecimiento
  • Nuestra curiosidad > guía nuestra expansión
  • Nuestro poder de la manifestación > hace los deseos reales
  • Nuestra falta de dudas > hace todo más fácil
  • Nuestra innegable sed de vida.

Nuestra transición es físicamente más visible durante los primeros 30 años de nuestras vidas. Empezamos a entender cómo funciona todo. Decidimos, o se nos dice, lo que queremos ser. Hacemos miles de errores porque cuando somos jóvenes todo está permitido.

Se nos permite pasar bastante fácil de un estado a otro.

Hasta el momento cuando una persona alcanza la edad de 30 años, en una sociedad pacífica y desarrollada, ella pasa a través de muchas formas de educación, estructura social, tiene un conocimiento de la zona en la que nació, o si fue bendecida, consiguió visitar algunas partes del mundo y de interactuar con otras culturas.

Hay muchos tipos de transiciones que ocurren en la vida. Acabamos de cambiar hacia un nuevo año. Las personas tienen más esperanza durante estos días porque tenemos la costumbre de hacer nuevos planes para el próximo año.

Podríamos decir que durante la semana que contiene el paso del nuevo año hay una transición colectiva hacia la esperanza. Tenemos la esperanza de que quizá, el próximo año, algunos de nuestros sueños se harán realidad.

Empezamos a crear deseos. Y durante un tiempo, funciona, tenemos una cierta energía dentro de nosotros. Sera por los días de vacaciones, pero tenemos más fe en nosotros mismos y en el poder que nos guía, creemos que nuestros planes funcionarán. Y para algunos de nosotros realmente se cumplen nuestros planes. Algunos de nosotros, cada año, conseguimos hacer la transición hacia la manifestación de nuestros objetivos.

Hay muchos de nosotros que no se dan cuenta de que el proceso de transición se produce a una velocidad diferente para cada ser vivo. Quizás nuestras metas no se manifiestan tan rápido como nos gustaría. Pero eso es normal. No estamos obligados a ser robots que hacen todas las tareas según un plan exactamente definido. A veces queremos hacer el vago y quedarnos todo el día en el sofá y ver las series favoritas, o tener algo de tiempo para nosotros mismos. O pasar algún tiempo precioso con nuestras familias, tiempo que nunca recuperaremos. Todo eso está bien.

No correr hacia tus objetivos te permite disfrutar del viaje.

La idea principal es: cada vez que nos despertamos hacemos la transición hacia un nuevo día, un nuevo conjunto de oportunidades en la vida. La mayoría de nosotros seguimos un sistema predeterminado. Vamos a trabajar, nos ocupamos de nuestras familias y amigos, y al final de un período de tiempo, nos permitimos tener cierta diversión si tenemos la suerte de poder permitírnoslo.

La expansión de la conciencia es una hermosa y difícil transición. Sucede durante varias vidas y llegamos a disfrutar de sus ventajas en cuanto entendemos la lección.

Cuando nos expandimos a un nuevo nivel de conciencia, crecemos en muchos niveles. Entendemos un montón de cosas, llegamos a una conclusión temporal sobre nuestro último conjunto de experiencias.

Se siente como si acabas de subir una montaña, te transformas, te vuelves más sabio, más grande, más amable. Puedes transformarte en un guía, un ejemplo para aquellos que no han llegado a la cima de la montaña. Una cosa divertida acerca de alcanzar la cima de la montaña es que te das cuenta que hay un montón de otros picos de montañas que quieres alcanzar, pero ahora tienes más fe en tus capacidades. Ahora tienes una cierta sensación de poder interior que permitirá subir a la montaña siguiente más fácil.

El cambio es la única constante en esta vida. Si no cambiamos, la vida es dura. Se siente como un castigo.

La mayoría de nosotros no cambian por culpa del miedo. Porque no sabemos lo que está en el otro lado de la transición. A muchos de nosotros nos agrada nuestra condición actual. Estamos de alguna manera cómodos y no queremos cambiar. Pero la transición continúa. Tal vez tienes una buena familia, un buen trabajo, una buena casa y te sientes muy bendecido, pero sabes muy adentro, que no te puedes detener, tienes que seguir adelante.

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer? Bueno no hay nada que hacer. Siempre estamos cambiando. Nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestro entorno, la gente que nos rodea, condiciones de vida, etc.

Todo lo que tenemos que hacer es aprender a soltarse. Para llegar a ser uno con el rio de la vida que es siempre cambiante y siempre fluyendo.

Soltar es difícil, especialmente si estás acostumbrado a tener el control sobre todos los aspectos de tu vida. Para ese tipo de personas soltarse, se siente como la muerte súbita. He estado allí, es realmente aterrador.

Una vez que sueltas las riendas, una vez que confías, una vez que sigues tu voz interior, la vida se convierte en una cadena de infinidades. Eres libre de expandirte en cualquier dirección. La transición se hace sin esfuerzo. Puedes expandirte en cualquier dirección. Si mantienes una saludable dosis de equilibrio y paz interior, ni siquiera es aterrador.

Estamos vivos porque todo cambia constantemente. Hemos nacido gracias al cambio y vamos a morir a causa de algún cambio. De alguna manera SOMOS el propio proceso de cambio, somos la TRANSICIÓN.

A través de nosotros este planeta hace la transición hacia una nueva conciencia. Estamos ayudando a que se transforme en algo muy hermoso. Una joya con miles de millones de chispas brillantes de colores infinitos.

Dejamos nuestra huella en la expansión de este universo.

Doy las gracias a todos ustedes por ser parte de mi transición, y espero que a través de estas palabras puedo hacer que su transición sea más fácil.

Os amo más allá de mi capacidad para mostrarlo.

By | 2017-01-07T22:31:51+00:00 enero 7, 2017|Novedades|1 comentario

About the Author:

Mi gran deseo y papel en esta vida es servir a la humanidad para que este planeta ascienda a una nueva conciencia. Eso se traduce, en palabras más sencillas, en mi compromiso a ayudar a toda persona que se me cruza en el camino de la mejor forma que yo pueda hacerlo en ese preciso momento.

Un comentario

  1. […] Transición en 1000 palabras […]

Deje su comentario